Sábado 2 Diciembre: WILMER IBARRA, Escritor. «LA CELDA MÁGICA» (HERSO, 2023)

El simple hecho de pensar en entrar, en una cárcel nos aterra, es más, cuando pasamos por algún Centro Penitenciario lo observamos con mucho respeto, porque solo el hecho de estar mirándolo nos da mucho miedo. En mi caso concretamente lo he vivido en primera persona y déjenme decirles que es aterrador. Pero cuando sabes que todo en la vida pasa por alguna razón y que cada lección que nos ofrece la vida nos deja una enseñanza, aprendemos a valorarla y lo más bonito de todo, es que en ese proceso estamos creciendo como persona.
El pasado sábado 2 de Diciembre fue un día muy especial para mí, porque fui invitado a presentar mi libro, «La celda mágica cuentos desde la reflexión» en el Aula de cultura de Solidarios para el desarrollo en la biblioteca del Centro penitenciario de Campos del Rio. La Celda mágica se escribe en Campos del Rio en los años 2021 al 2023, precisamente en una celda en unos años de doble encierro, digo esto porque estar encerrado en una celda en la cárcel es muy duro para una persona, pero además se sumó el hecho de la pandemia que no nos dejó incomunicados. Ni siquiera podíamos tener ningún contacto con nuestros seres queridos. A pesar del encierro y la locura de aquellos días, vi la luz a través de la escritura y de cada situación que viví dentro de esas cuatro paredes de hormigón armado, tuve el valor de tener la inspiración para seguir luchando, a pesar de la rabia y la frustración que el encierro conlleva. Pude aprovechar el tiempo que tenía para escribir estos cuentos que me llenaban de esperanza y acortaban cada vez más mí tiempo entre rejas.
Presentar la celda mágica en el Centro Penitenciario donde la escribí, ha sido una experiencia única e inolvidable. Estar en el Aula de cultura donde tantos sábados estuve reunido con poetas, escritores, músicos, artistas, y con mis compañeros de presidio fue algo mágico. Este día el protagonista era Yo. Y ese día venía a presentarles a mis compañeros, el trabajo de todos estos años en prisión, ahora como escritor, y a demostrarles a todos, que a través de la lectura y la escritura podemos llegar muy lejos, que el poder de las palabras tienen un impacto muy grande en esta sociedad en la que vivimos y que podemos llegar tan alto como deseemos, como me dijo un día mi abuelo: Wil, apuntale a la luna que si no le das siempre caerá una estrella.
Mi más sinceros a agradecimientos a Ángeles Carnacea, a todo los voluntarios de Solidarios para el desarrollo, a Vega Cerezo escritora y poeta por su apoyo y colaboración en el prólogo de este libro, al Director del Centro Penitenciario Murcia II, por permitirme que la presentación de La celda mágica fuera posible, y a tod@s las personas privadas de libertad les envío un fuerte abrazo y mucho ánimo que de allí se sale.
“Al final todo llega.”
Wilmer Ibarra.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *